Las bebidas retortadas ahora son posibles en botellas de plástico

Con los recientes avances en el diseño de botellas y tapas, además de los desarrollos en el manejo y procesamiento de estas botellas durante el proceso de retorta, los consumidores pueden ahora disfrutar de las bebidas en retorta envasadas en botellas de plástico, con tapas de plástico que se pueden volver a cerrar. Hasta hace poco tiempo, las bebidas en retorta solo estaban disponibles en latas de acero con extremos sellados, que requerían un abrelatas para acceder al producto en su interior. A medida que ha aumentado la demanda de estas bebidas, sus envases han evolucionado para proporcionar mayores beneficios a los consumidores. Se agregaron extremos "Pop-Top" a las latas, el acero fue reemplazado por el aluminio, se introdujeron botellas de vidrio con tapas de metal PT para aperturas de boca ancha y tapas de aluminio roll-on para aperturas más pequeñas de 38 mm y 28 mm. Sin embargo, hoy en día los procesadores tienen la opción de envasar sus bebidas en botellas de plástico con tapas compuestas de plástico/metal. Estos nuevos y emocionantes envases ofrecen al consumidor los beneficios de una tapa de fácil apertura con mejor evidencia de manipulación, que también se vuelve a cerrar fácilmente y en una botella que ofrece una forma atractiva y es liviana e inastillable.

Aunque un envase de plástico ofrece al propietario de la marca, al envasador y al consumidor numerosos beneficios, también trae consigo una serie de retos de procesamiento, manipulación y aplicación para el fabricante de la maquinaria de tapado. Las líneas de bebidas de alta velocidad pueden operar a velocidades cercanas a las 1.000 botellas por minuto. A estas velocidades, la taponadora se enfrenta al reto de capturar una botella llena y sin tapar que se descarga de la llenadora y que debe ser transportada a la taponadora para la aplicación de la tapa, sin derramar una gota de producto. Para evitar el derrame de producto de las botellas, Zalkin ha desarrollado la tapadora Tangential Infeed® que toma prestadas las técnicas de manejo de envases de una cerradora de latas. Con una tapadora Tangential Infeed® se elimina la tradicional estrella, lo que permite una alimentación en línea recta de las botellas directamente en la torreta de tapado. De este modo, la aplicación de las tapas puede comenzar antes de que se produzca un cambio significativo de dirección en la botella, que daría lugar a un derrame de producto ocasionado por la fuerza centrífuga.

Para manipular con éxito las botellas a altas velocidades, Zalkin ha desarrollado un sistema de sincronización electrónica que vincula positivamente la posición de la llenadora con la posición de la tapadora y permite que las dos máquinas funcionen de manera sincronizada. Las botellas que salen de la llenadora se descargan directamente en un bolsillo del tornillo de transferencia de la taponadora, que controla la posición de la botella a través de la entrada de la tapadora. Esta manipulación positiva significa que una vez que la llenadora captura un envase vacío, este se mantiene bajo control absoluto hasta que se llena, se tapa y se descarga del sistema de llenadora/tapadora...