Elección de la tecnología de tapado apropiada para su aplicación

El diseño de las máquinas tapadoras se divide en dos categorías básicas: tapadoras en línea y tapadoras rotativas tipo mandril. Estas máquinas difieren dramáticamente tanto en su diseño central como en sus técnicas de aplicación de las tapas.

Con las máquinas en línea, las botellas que viajan en el transportador de alimentación de la máquina son sujetadas en sus bordes exteriores por bandas de sujeción laterales que se ajustan a la velocidad del transportador. El cuello de la botella sujetada pasa por debajo del dispensador de tapas y una tapa es retirada directamente por el acabado del cuello. La tapa que se apoya en el acabado pasa a través de una serie de ruedas de apriete que hacen girar la tapa hasta el acabado roscado del cuello. Un último par de ruedas, dotadas de embragues de fricción, suministran el par de torsión deseado a la botella tapada. Luego, la botella tapada se libera de las bandas de sujeción en la sección de descarga de la tapadora.

En las tapadoras tipo mandril, la botella no recoge la tapa orientada al final de la canaleta de las tapas. En su lugar, es recogida por un dispositivo de transferencia que la coloca en el mandril de sujeción de un cabezal tapador. Este mecanismo de recolección y colocación puede ser una estrella giratoria con bolsillos o clavijas o puede ser una clavija individual asociada con cada estación de cabezal tapador. Las botellas en el transportador de alimentación de la máquina ingresan a un tornillo temporizador de alimentación que las separa para que coincidan con el paso específico de los cabezales tapadores. Las botellas se transfieren a una rueda de estrella de alimentación, que luego las entrega a la rueda de estrella de la torreta donde se colocan y centran directamente debajo de los cabezales tapadores. El cabezal tapador rotativo con un tapón colocado en su mandril de sujeción desciende sobre la botella y la aplica el par de torsión deseado. El par de torsión de aplicación se controla mediante un mecanismo de embrague dentro de cada cabezal tapador. Una vez que se aplica la tapa, las mordazas del mandril se abren y el cabezal se eleva, retirándose de la botella tapada. Las botellas dejan de girar cuando la tapa está siendo aplicada mediante un sistema de agarre, mientras la botella está en la rueda de estrella de la torreta. Las botellas tapadas se colocan luego en el transportador de salida mediante una rueda de estrella de descarga.