La alimentación a granel de tapas y tapones reduce el costo y aumenta el rendimiento

Often overlooked as a minor area of consideration, the process of feeding caps and lids into a capping machine is turning out to be an important area for boosting efficiency and productivity on a bottling line. Whether your organization is planning a new packaging line or looking for a cost effective means of improving an existing one, investigate bulk cap feeding systems as an alternative to individual case feeding. In the right application, a bulk feeding system can:

  • Reducir la mano de obra y el manejo de materiales
  • Reducir la incidencia de los movimientos repetitivos y otras lesiones con pérdida de tiempo
  • Crear un ambiente más limpio alrededor de la operación de tapado
  • Mejorar las medidas de sostenibilidad
  • Aumentar el rendimiento
  • Reducir el costo total

Análisis de la alimentación con cajas

Para entender cuándo, dónde y por qué considerar la alimentación a granel de las tapas, es necesario examinar detenidamente los pasos que se siguen en la alimentación con cajas. El proceso comienza cuando un operador toma desde un palé una caja corrugada que contiene cerca de 40 libras de tapas. El operador corta la caja con un cortador y abre una bolsa polietileno que se encuentra en su interior. Como la mayoría de los sistemas de clasificación y orientación se alimentan por gravedad, el operador sube una escalera y vierte la carga de tapas de la caja en un recipiente de alimentación en la parte superior del clasificador. Más adelante, el operador separa la bolsa de polietileno de la caja de cartón corrugado, coloca la bolsa en un recipiente y desarma la caja para su reciclaje.

El trabajo que supone mantener los clasificadores llenos de tapas es relativamente liviano cuando se trabaja con tamaños de tapas pequeños a bajas velocidades de línea, por lo que el operador puede tener que repetir el proceso de apertura, ascenso, vertido y eliminación solo dos o tres veces por hora. Para mantener una línea de producción con tapas grande o una línea que funcione a altas velocidades, tendrá que subir y bajar la escalera con mucha más frecuencia, manejando cajas llenas de tapas para mantener la clasificadora adecuadamente abastecida.

Varios problemas surgen de este proceso intensivo en trabajo. Aumenta la probabilidad de lesiones por movimientos repetitivos y otros accidentes con pérdida de tiempo por caídas y cortes. El operador tiene menos tiempo para supervisar la máquina tapadora y asegurar el máximo rendimiento. Al abrir y desarmar una y otra vez las cajas, las partículas de polvo de fibra vuelan por el aire. Las cajas llenas tienen que ser llevadas al área por un montacargas o una carretilla de mano, y deben retirarse los residuos y los desechos reciclables del empaque. Estas operaciones no solo son intensivas en mano de obra y requieren una gran cantidad de espacio, sino que también levantan más polvo...